Guía informativa del centro regional de distribución de productos alimentarios

El impulso para la creación de esta guía y el trabajo que refleja se originaron con el establecimiento de la iniciativa “Conozca a su Agricultor, Conozca sus Alimentos” (Know Your Farmer, Know Your Food, KYF2) del USDA. KYF2, puesta en marcha en 2009, tiene como objetivo fortalecer la conexión crítica entre agricultores y consumidores, así como respaldar los sistemas alimentarios locales y regionales. Como tal, está estrechamente relacionada con la misión más amplia del USDA que consiste en respaldar la agricultura, el desarrollo rural y la nutrición saludable. Si bien no existe oficina, personal ni presupuesto destinados a KYF2, la secretaria adjunta Kathleen Merrigan preside un grupo de trabajo de empleados del USDA que representan a cada agencia del Departamento, que tiene como objetivo derrumbar las estructuras burocráticas, desarrollar soluciones lógicas para las comunidades y los agricultores y fomentar nuevas asociaciones en el USDA y en todo el país. El grupo de trabajo de KYF2 reconoció anteriormente que uno de los desafíos recurrentes que enfrentan los productores es la falta de una infraestructura de distribución y de servicios que, si estuviera a su disposición, les permitiría aprovechar más la creciente demanda de productos alimentarios cultivados a nivel regional y local en los mercados de volúmenes más grandes (tales como tiendas de comestibles, restaurantes, escuelas, hospitales y universidades). Como respuesta a este desafío, KYF2 estableció un subcomité sobre centros regionales de distribución de productos alimentarios para examinar el papel de dichos centros en lo que respecta a facilitarles el acceso al mercado a los productores, así como su potencial para expandir la disponibilidad de productos alimentarios frescos y saludables en las comunidades, incluidas las comunidades menos favorecidas. A fin de atraer a un grupo diverso de inversionistas informados y motivados a este proyecto, el USDA se asoció con el Wallace Center1 de Winrock International para establecer la National Food Hub Collaboration en octubre de 2010. Junto con el USDA y el Wallace Center, los miembros fundadores de la Collaboration incluyen la National Good Food Network,2 la National Association of Produce Market Managers3 y la organización sin fines de lucro Proyecto para Espacios Públicos con sede en Nueva York.4 Desde su establecimiento, la National Food Hub Collaboration ha trabajado para identificar y describir a los centros regionales de distribución de productos alimentarios de todo el país, así como para recopilar y analizar datos sobre el alcance y la magnitud de las operaciones de los centros de distribución de productos alimentarios a fin de entender con mayor claridad su papel e impacto potenciales en el sistema alimentario de los EE. UU. y los desafíos e impedimentos constantes que enfrentan. La investigación realizada hasta la fecha incluyó la creación de una base de datos de las operaciones de los centros regionales de distribución de productos alimentarios (consulte el Apéndice 1); la creación de un grupo de enfoque con líderes clave en la industria del mercado mayorista; una encuesta nacional en línea a centros de distribución de productos alimentarios y mercados públicos; entrevistas telefónicas de seguimiento con una submuestra de los centros de distribución de productos alimentarios encuestados y, más recientemente, una encuesta en línea a mercados mayoristas para determinar la disponibilidad de infraestructura y servicios que podrían usar los centros (consulte el Apéndice 4 para conocer más antecedentes sobre los métodos y resultados de la investigación). Este documento es un resultado directo del trabajo de la Collaboration y de los logros obtenidos durante el último año. Mediante la compilación de información relevante y práctica, la Collaboration espera poder compartir las lecciones aprendidas, promover el éxito continuo de los centros de distribución de productos alimentarios activos e incentivar el desarrollo de nuevas operaciones de estos centros. El papel de los centros regionales de distribución de productos alimentarios Después de encuestar y entrevistar a muchos de los centros regionales de distribución de productos alimentarios de los Estados Unidos que actualmente están en funcionamiento, la Collaboration pudo hacerse una idea mucho más clara del papel que cumplen estos centros en nuestro sistema alimentario en evolución: z Los centros regionales de distribución de productos alimentarios aumentan el acceso al mercado para los productores locales y regionales: muchos agricultores y ganaderos, especialmente los más pequeños, se ven amenazados por la falta de una infraestructura de distribución y procesamiento de magnitud adecuada que les brindaría mayor acceso a los mercados minoristas, institucionales y comerciales de servicios alimentarios, donde la demanda de productos alimentarios locales y regionales sigue creciendo. Los centros de distribución de productos alimentarios ofrecen una combinación de servicios de producción, distribución y comercialización que les permite ingresar en mercados nuevos y adicionales a los que les sería imposible acceder por sí solos. Los centros regionales de distribución de productos alimentarios complementan y añaden un valor considerable al sistema de distribución de alimentos actual: para los compradores minoristas e institucionales que quieren comprar productos locales, los centros pueden reducir los costos de transacción al ofrecer un único punto de compra de suministros permanentes y confiables de productos de origen identificado de productores locales y regionales. Además, al cumplir con funciones de centralización de pequeñas granjas, estos centros pueden añadir un valor importante a los canales de distribución más tradicionales al asociarse con distribuidores de alimentos regionales (así como con sus clientes y socios de distribución nacional de alimentos), lo que les permitiría ofrecer una gama más amplia y diversa de productos locales o regionales que la que podrían ofrecer de otro modo. Los centros regionales de distribución de productos alimentarios tienen un importante impacto económico, social y medioambiental en sus comunidades: si bien muchos de estos centros son relativamente nuevos, poseen modelos comerciales innovadores que pueden resultar viables en términos financieros y hacer la diferencia en sus respectivas comunidades. En términos económicos, exhiben un volumen de ventas impresionante y ayudan a conservar y crear nuevos puestos de trabajo en el sector alimentario y agrícola. En términos sociales, los centros de distribución de productos alimentarios brindan un respaldo importante en lo que respecta a la producción, la comercialización y el desarrollo empresarial a los productores nuevos y existentes, con miras a la creación de la próxima generación de agricultores y ganaderos. Además, muchos centros realizan un esfuerzo conjunto para expandir su alcance de mercado en las áreas menos favorecidas que carecen de productos alimentarios frescos y saludables. En términos medioambientales, los centros de distribución de productos alimentarios ayudan a que los productores generen capacidad para desarrollar suministros más confiables de productos locales y regionales cultivados de manera sustentable y reducen el uso de energía y la generación de residuos en el proceso de distribución. z El éxito de los centros regionales de distribución de productos alimentarios está impulsado por el pensamiento emprendedor y prácticas comerciales responsables, junto con el deseo de generar un impacto social: los operadores de centros de distribución de productos alimentarios son empresarios expertos que identificaron un desafío (cómo satisfacer la demanda de los mercados minoristas e institucionales de abastecerse a partir de pequeños y medianos productores) y que, con gran destreza, han encontrado soluciones adecuadas para cada región que no solo dan resultados económicos positivos, sino que también brindan servicios valiosos a los productores y sus comunidades. Estos operadores representan una nueva clase de emprendedores del sector alimentario, que está demostrando cada vez más un modelo comercial sólido en términos financieros y que puede estar orientado al mercado y a una misión. El USDA y sus socios en la National Food Hub Collaboration reconocen de inmediato que, por sí solos, los centros regionales de distribución de productos alimentarios no podrán solucionar el sinnúmero de desafíos de distribución, sin mencionar los desafíos de producción y procesamiento, que obstaculizan la capacidad de los productores para aprovechar al máximo la creciente demanda de los consumidores de productos alimentarios cultivados a nivel local. Esta situación requerirá de una mayor colaboración con las industrias mayor colaboración con las industrias mayorista y de distribución de alimentos actuales (tales como agricultores transportistas, distribuidores de línea completa y especializados, mayoristas, corredores, mercados mayoristas de frutas y verduras y mercados terminales) para determinar de qué manera los centros de distribución de productos alimentarios pueden complementary añadir valor al ya crítico papel que estas operaciones cumplen en el traslado de los productos alimentarios a los mercados. La buena noticia es que esta colaboración ya está en proceso, a medida que los centros regionales se asocian con distribuidores de frutas y verduras para ofrecer servicios como coordinación y capacitación para productores, verificación de origen, centralización y comercialización que les brinden abs distribuidores y a sus clientes un mayor acceso a los productos locales y regionales. Además, dado que los centros de distribución de productos alimentarios están definidos, en gran medida, por un conjunto de prácticas comerciales y no por una estructura legal, varios distribuidores de frutas y verduras y mercados mayoristas modifican sus operaciones para satisfacer la demanda de productos locales y regionales de origen identificado de sus clientes, lo que hace que, básicamente, transformen sus empresas en centros regionales de distribución de productos alimentarios. Dentro del contexto de estos cambios en la formación de asociaciones estratégicas y la transformación de las prácticas comerciales es donde podrá presentarse y se presentará el mayor potencial para que los sistemas se transformen en economías alimentarias locales y regionales.


Variant title:
Regional Food Hub Resource Guide
Subject(s):
Issue Date:
2014-03
Publication Type:
Report
PURL Identifier:
http://purl.umn.edu/165712
Total Pages:
102




 Record created 2017-04-01, last modified 2017-08-27

Fulltext:
Download fulltext
PDF

Rate this document:

Rate this document:
1
2
3
 
(Not yet reviewed)